martes, 30 de diciembre de 2014

DISTINGUEN CON LA ORDEN MILITAR DE AYACUCHO AL PADRE ARMANDO NIETO SJ.



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola" 
priorato general del perú


El P. Armando Nieto SJ fue distinguido por parte del ministro de Defensa, Pedro Cateriano, con la “Orden Militar de Ayacucho” en grado de Gran Oficial por su importante contribución como historiador y catedrático, en ceremonia que se llevó a cabo el lunes 15 de diciembre en las instalaciones del Cuartel General del Ejército. 

Además, el ministro condecoró al historiador José Agustín de la Puente Candamo en el grado de Gran Cruz, a la ministra en el servicio diplomático Marisol Agüero y al abogado Juan José Ruda, con la distinción en el grado de Comendador. La primera fue coordinadora del equipo que participó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en la controversia con la República de Chile, y el segundo participó como asesor jurídico de la Cancillería en este mismo proceso. 

 (Foto: Ministerio de Defensa)

Renovarnos desde las fronteras.



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola" 
priorato general del perú

fuente

Lima, 30 de diciembre de 2014

El año 2015 ha sido designado por el Papa Francisco como el año de la vida consagrada. Para nosotros los jesuitas será también el año de preparación de la Congregación General 36. Dos razones que nos invitan a involucrarnos en un proceso personal y comunitario en todas las Provincias de reflexión y renovación. El Padre General nos pide que entremos en “un serio y auténtico proceso de discernimiento espiritual sobre nuestra vida y misión” que debe hacerse a nivel personal y comunitario.

Este proceso debe culminar en las Congregaciones Provinciales que se les pide responder la siguiente pregunta: “¿cuáles pueden ser, según nuestro discernimiento, las tres llamadas más importantes que el Señor dirige hoy a toda la Compañía?”.

El Papa Francisco nos invita a cuestionarnos también por lo que Dios y la humanidad hoy esperan de nosotros. Quizá nos puede ayudar acoger la sugerencia del Papa de mirar a nuestro pasado con gratitud, a nuestro presente con pasión, dejándonos interpelar por el Espíritu, y abrazar nuestro futuro con esperanza.

El Papa nos invita a los consagrados a que nuestra vida sea testimonio en cuatro dimensiones. Quizá esto nos pueda ayudar en nuestro discernimiento:

1. Que seamos testigos de la alegría que produce el Resucitado.


2. Nos invita a despertar al mundo porque la nota característica de la vida religiosa es la profecía y concretamente nos invita a crear lugares donde se viva la lógica del don.

3. Nos invita a convertirnos en expertos en comunión, llamados a promover la reconciliación y la vida en comunidad

4. Y nos invita a salir de nosotros mismos “para ir a las periferias existenciales” con gestos “de acogida a los refugiados, de cercanía a los pobres, de creatividad en la catequesis, en el anuncio del Evangelio en la iniciación en la vida de oración…” Y nos recuerda que para esto es necesario “aligerar estructuras”.

Podríamos decir que nos invita a renovar nuestra vida espiritual, nuestra vida en comunidad, y la dimensión profética de nuestra misión desde la cercanía y escucha de las “periferias existenciales”, es decir, desde las fronteras.

Son pistas importantes para el discernimiento a partir de la pregunta que nos ha dejado el Padre General. Y sobre todo para convertir la pregunta en una ocasión de emprender un camino de renovación de nuestra espiritualidad, identidad comunitaria y misión.



Jorge Cela  sj
Presidente de la CPAL

lunes, 29 de diciembre de 2014

S.E.R. Arzobispo Giuseppe Pittau sj, Fallece a la edad 86 años.



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola"




28 de diciembre 2014 - Después de una vida de dedicación al servicio de la Iglesia y de la Compañía de Jesús, los jesuitas arzobispo Giuseppe Pittau murió a los 86 años en Tokio, Japón, el 26 de Diciembre Francisco expresó su pesar en un mensaje al Padre General Adolfo Nicolás , Superior General de la Compañía de Jesús, describiendo Arzobispo Pittau como un "ministro ejemplar de Dios.

" Nacido en Cerdeña, Italia, el 20 de octubre de 1928, el Arzobispo Pittau entró en la Compañía en 1945. Estudió filosofía en Sant Cugat en Barcelona, España, y fue enviada a Japón en 1952. Pasó dos años estudiando el idioma japonés en la Universidad de Sophia en Tokio.

Fue ordenado sacerdote en 1959 y luego continuó estudios de postgrado en ciencias políticas en la Universidad de Harvard, donde recibió un doctorado. Regresó a Japón en 1962 y enseñó en la Universidad de Sofía; fue nombrado rector de la universidad en 1975. En 1980, fue nombrado provincial de la Provincia de Japón. 

En 1981, el Papa Juan Pablo II lo llamó a Roma para servir como coadjutor del padre jesuita Paolo Dezza, que había sido designado como delegado pontificio para la Compañía de Jesús después que el Padre jesuita Pedro Arrupe sufrió un derrame cerebral. Asignaciones del Arzobispo PITTAU en Roma extendió hasta 2003, tiempo durante el cual fue llamado a servir en varios papeles en el gobierno de la Sociedad. 

Durante de la Sociedad de la Congregación General 33, el jesuita Padre Peter-Hans Kolvenbach lo designó como Consejero General. Sus otros trabajos incluyen Asia Oriental Asistente Regional, delegado de las Casas Interprovinciales de Roma y rector de la Pontificia Universidad Gregoriana. 

El 26 de septiembre de 1998, recibió la ordenación episcopal, con el título de Arzobispo de Castro, Cerdeña, y el Santo Padre lo nombró Secretario de la Congregación para la Educación Católica. Sirvió a la Santa Sede en varias capacidades: la canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales (1997); Consultor de la Congregación para los Obispos y el Consejo Pontificio de la Cultura (1998); como miembro del Consejo de los Servicios de Salud Pontificias, la Comisión Pontificia para América Latina (1999); y Consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe (2000). 

En 2003, regresó a su provincia natal de Japón, donde continuó varios ministerios pastorales y de enseñanza. Francisco recordó "generoso apostolado misionero en Japón" del Arzobispo Pittau y dio gracias por el servicio que prestó a la Sede Apostólica y por su dedicación a la Compañía de Jesús.

Fuentes Curia Jesuita  Radio Vaticano 



viernes, 19 de diciembre de 2014

A Priceless Christmas Gift: 45 Minutes with Pope Francis.




orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola"





December 19, 2014 — A few hours after returning to campus from Rome last month, Jesuit Father Stephen Sundborg, president of Seattle University, was only beginning to process the unusual chain of events that placed him in the company of the leader of the Catholic Church. 

It all started with what seemed like a simple enough question when one of Seattle University's trustees asked his mother what she wanted for Christmas. 

 "I would like to meet the pope," she answered. So much for an espresso maker. 

Nevertheless, the son dutifully set out to make his mother's wish come true. After trying a few different avenues and coming up empty, he turned to Fr. Sundborg to see if the president might use his Ignatian mojo to help arrange a meeting with the most famous Jesuit in the world. 

 "What I thought was that I've never been asked that before," says Fr. Sundborg, "and I don't know if that's possible.

" But he gave it a shot. He wrote to the head of the Jesuits, Superior General Father Adolfo Nicolás, and what do you know, a few months later, there was an answer. The pope, Fr. Nicolás reported, not only responded but responded "unambiguously YES."

The Seattle University group with Pope Francis. 

And so it was that a group of about a dozen visitors, including the mother who made the request; her son; other family members; the rector of SU's Jesuit community, Jesuit Father Tom Lucas; and Fr. Sundborg found themselves on a shuttle bus to the Vatican to meet Pope Francis at 10:30 a.m. on Monday, Nov. 3. 

 "Closer and closer to the inner sanctum" 


The meeting was to take place in the Apostolic Palace, or Papal Palace, where the pope typically meets with dignitaries. To reach their destination, the group relied on the same man who had been so critical in making the visit possible.

"We picked up the Superior General at the Jesuit headquarters," says Fr. Sundborg. "Father Nicolás was absolutely eager to help with this. He directed the driver on where to go. He was recognized by security and waved on through. There was no need to show our passports.

" Just getting to the palace was an experience unto itself. The visitors wended their way through a series of arches, courtyards, corridors and ramps. Along the way, escorted by the colorfully attired Swiss Guards and chamberlains, the guests ogled the magnificent centuries-old works of art displayed all around them.


Fr. Sundborg, Fr. Nicolás and Fr. Lucas just outside the door of the room where they met Pope Francis. Fr. Lucas is holding a glass version of the seal of the Society from the rooms of St. Ignatius, a gift he made for the pope. 

"It's overwhelming to have that experience of being whisked closer and closer into the inner sanctum of the Vatican," says Fr. Sundborg. "Just the process of getting there is so unusual; it's like nothing you've ever done in your life.

" And yet for the president and his traveling companions, this day of once-in-a-lifetime experiences was just starting.

 Meeting the Holy Father 


After reaching the Apostolic Palace, the group was led into a room about twice the size of a Seattle University classroom. And there he was, standing alone, the man who went by the name Jorge Mario Bergoglio until a conclave of cardinals did what many considered unthinkable and elected a Jesuit pope on March 13, 2013. 

 A day before the visit, Fr. Sundborg and Lucas had joined 200,000 faithful in St. Peter's Square for the pope's weekly Angelus blessing. Now here they were face to face with the man to whom the throngs had clamored. 

Francis warmly greeted his visitors and invited them to join him seated in an oval of chairs. Fr. Sundborg played the role of facilitator. He explained to the pope who the guests were and invited the family members to ask questions or make comments. Fr. Sundborg translated their words into Italian, Pope Francis replied in either Italian or Spanish and Superior General Nicolás translated the responses back to English. 

When it was his turn, the president asked if the pope had a message for Seattle University's students. Rather than reel off a pat answer, Francis had a couple questions of his own about the students of SU. After learning more from the president, he had two messages. 

"One was 'witness,'" says Fr. Sundborg. "That words don't count. Words only touch a person's mind. The only thing that counts for the students of your university is your witness. The witness of your life, the witness of your faith, the witness of your commitment, the witness of who you are. Witness is what counts.

 "And second, he spoke of 'incarnation.' That you have to enter into the concreteness, the existential reality of your students' lives."


The pope also spoke of the church as a field hospital. "His view is that the whole world is at war, with conflict and polarization," says Fr. Sundborg. "It's not just some countries in war. There are people being wounded or hurt or discarded. The church needs to be like a field hospital and help heal the wounds of people. You don't ask in a field hospital what's the cholesterol level of the person — you help them with their wounds.

" The gifts of self-deprecation and levity for which the pontiff has become known were also in evidence. When Fr. Lucas mentioned he was superior of 24 Jesuits at SU, Francis gave a tongue-in-cheek response that could be translated to something along the lines of "Poor you!

" Going in, the group was expecting the meeting to last about 15 minutes. After about a half hour Fr. Sundborg grew concerned that they were taking up too much time. "I was thinking, we should set this man free." The pope responded that he was available for a few more minutes and would be happy to continue the visit. There was no objection on the guests' part, and when all was said and done, they had spent 45 minutes in the pope's presence.

Before bidding them adieu, the pope made a point of sending them off with five words or phrases. He returned to witness, incarnation and field hospital, and also spoke of closeness and mercy — two key themes of his papacy.

His visitors asked what prayer they could offer for him. The pope, Fr. Sundborg says, replied, "Pray that God never removes his hands of protection over me because if God were to remove his hands of protection over me, I could do some foolish things.

" This, Fr. Sundborg says, is a deeply felt reality for Francis. "He has a very strong sense of God blessing him and protecting him and so what he's doing as pope is being supported and really guided by God's protection of him and guidance of him.

" After giving each of his guests a set of rosary beads, the pope stood by the door and individually said goodbye to all of the visitors. 

 "None of us could believe that we were the only thing that counted for him for that period of time," says Fr. Sundborg.

 Highlight of a lifetime 


So what do you say after spending the better part of an hour with a man upon whom the eyes of the world are fixed — this larger-than-life figure who has captured the imagination of Catholics and non-Catholics alike, this rock star who has graced the covers of Rolling Stone and, of course, Time magazine as its "2013 Person of the Year"? 

As the awestruck Seattle visitors boarded their bus and left the Vatican, Fr. Sundborg articulated what was likely on everyone's minds: "Hey everybody, check one off the bucket list!"

But there was so much more to it than that. Back in his office three days after the visit, Fr. Sundborg was clearly radiating a profound sense of wonder and gratitude.


"It's a very unusual experience to be ushered into the inner heart of the Catholic Church and find a pope who is gentle, soft, humorous, kindly and very attentive and listening, this Gospel-like person of great mercy. That's very wonderful and consoling for me as a Jesuit and a priest.

"I would have to say that the experience was not only a gift to this family but was a very moving personal gift to me, and I can genuinely say it feels like the highlight of my life."

This story first appeared in Seattle University's The Commons.


jueves, 18 de diciembre de 2014

En 2017 luteranos y católicos celebraremos juntos el V centenario de la Reforma, dijo el Papa.



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola" 

ciudad del vaticano aica


Ciudad del Vaticano (AICA). “En 2017 los cristianos luteranos y católicos conmemorarán conjuntamente el quinto centenario de la Reforma. En esa ocasión ambos tendrán, por primera vez, la oportunidad de compartir la misma conmemoración ecuménica en todo el mundo, no como una celebración triunfalista, sino como una profesión de nuestra fe común en el Dios uno y trino. El fruto de este acontecimiento serán, por tanto, la oración en común y la petición de perdón al Señor Jesucristo por las culpas recíprocas, junto con la alegría de compartir y recorrer juntos un camino ecuménico”, expresó esta mañana el papa Francisco al recibir a una delegación de la Iglesia Evangélica Luterana de Alemania, en visita ecuménica a Roma. 

 “El diálogo oficial entre luteranos y católicos está en marcha desde hace casi cincuenta años y los progresos logrados en este medio siglo constituyen un sólido fundamento para de amistad sincera vivida en la fe y en la espiritualidad”, constató Francisco recibiendo esta mañana a una delegación de la Iglesia Evangélica Luterana Alemana, en visita ecuménica a Roma. 

A pesar de las diferencias teológicas que persisten en diversas cuestiones de fe, la colaboración y la convivencia fraterna caracterizan la vida de las Iglesias y comunidades eclesiales católicas y luteranas, comprometidas en un camino ecuménico común, y textos conjuntos como la “Declaración Común sobre la Doctrina de la Justificación” entre la Federación Luterana Mundial y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, firmada oficialmente hace quince años en Augsburg, “son -dijo el Pontífice- piedras angulares, que permiten seguir con confianza el camino emprendido”. 

Y aunque el objetivo común de la unidad plena y visible de los cristianos a veces parezca alejarse a causa de diferentes interpretaciones sobre lo que es la Iglesia y su unidad, es necesario no ceder a la resignación sino concentrarse en el próximo paso posible. 

 “No olvidemos -recalcó el Papa- que recorremos juntos el camino de la amistad, del respeto mutuo y de la investigación teológica; un camino que nos hace mirar con esperanza al futuro. Por eso el pasado 21 de noviembre las campanas de todas las catedrales de Alemania tocaron para invitar a todos los hermanos cristianos a un servicio litúrgico común por el quincuagésimo aniversario de la promulgación del Decreto Unitatis Redintegratio del Vaticano II”. 

 El Santo Padre manifestó su complacencia porque la Comisión de diálogo bilateral entre la Conferencia Episcopal Alemana y la Iglesia Evangélica Luterana de Alemania están a punto de terminar un trabajo dedicado a “Dios y la dignidad del hombre.” y subrayó la gran actualidad de “los temas relacionados con la dignidad de la persona humana en el principio y el final de su vida, así como las relacionadas con la familia, el matrimonio y la sexualidad, que no pueden ser excluidos o dejados de lado solo porque no se quiere poner en peligro el consenso ecuménico alcanzado hasta el momento. Sería una pena que, en temas tan importantes relacionados con la existencia humana, hubiera nuevas diferencias confesionales”. 

 “El diálogo ecuménico ya no puede separarse hoy de la realidad y de la vida de nuestras iglesias. En 2017 los cristianos luteranos y católicos conmemorarán conjuntamente el quinto centenario de la Reforma. En esa ocasión ambos tendrán, por primera vez, la oportunidad de compartir la misma conmemoración ecuménica en todo el mundo, no como una celebración triunfalista, sino como una profesión de nuestra fe común en el Dios uno y trino. El fruto de este acontecimiento serán, por tanto, la oración en común y la petición de perdón al Señor Jesucristo por las culpas recíprocas, junto con la alegría de compartir y recorrer juntos un camino ecuménico”.

 “De este hecho es muestra significativa el documento elaborado por la Comisión luterano-católica para la Unidad y publicado el año pasado “Del conflicto a la comunión. La conmemoración conjunta luterano-católico de la Reforma en 2017”. “¡Que esta conmemoración -finalizó el Papa- nos lleve a todos a dar, con la ayuda de Dios y el apoyo de su Espíritu, nuevos pasos hacia la unidad y a no limitarnos sólo a lo que ya hemos logrado!”.+


Mensaje de Adviento de nuestro Capellán, el Pbro. Don Domingo Alberto Soria Sosa OCSSPSIL.


oRDEN DE LOS CABALLEROS DE 
SU SANTIDAD EL PAPA 
SAN IGNACIO DE LOYOLA" 

CURIA GENERAL


El Adviento es un tiempo que nos prepara para recibir la visita del Señor. Es un tiempo en el que debemos disponer nuestro corazón para recibir a Jesucristo, Dios con nosotros. 

Vivimos en un mundo lleno de ruidos y de imágenes que vienen a nosotros a través del celular, de la computadora, de la radio, del televisor. 

La tecnología nos acerca pero también nos aleja. 

El Adviento es un tiempo para "ayunar" de estos ruidos e imágenes y así liberar nuestro corazón para dejar espacio para el Señor que nos visita. Es preciso hacer silencio en nuestro interior para escuchar la voz de Dios. 

Dios no grita pero habla al corazón y si nuestro corazón se llena de ruidos no lo podremos escuchar. 

Dispongámonos desde ahora mientras se acerca la Navidad.

Preparemos "desde adentro" el camino del Señor

LES DESEO UN BUEN ADVIENTO PARA TODOS. 

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Multitudinario tango en el Vaticano para felicitar a Francisco por su cumpleaños.




orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola"

78 cumpleaños de ss. francisco




CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- Más de tres mil personas se sumaron hoy a un multitudinario baile de tango en honor al Papa Francisco, en una milonga improvisada a unos pasos de la Plaza de San Pedro del Vaticano. 


Procedentes de diversas ciudades de Italia, pero también de Argentina, Japón, España, Estados Unidos, Francia y Eslovenia, entre otros, los bailarines se movieron al son de melodías de los reyes del tango, Anibal Troilo y Juan D’Arienzo.


Identificados con pañuelos blancos en sus cuellos, los participantes no dejaron de danzar por casi una hora, tras haber participado en la audiencia general presidida por el pontífice en la plaza, justo el día de su cumpleaños número 78. 

“La idea nació en agosto, en mi casa, con amigos que bailan el tango. Se hablaba de las cualidades del Papa y pensamos que iba a ser lindo ir a bailar para él por su cumpleaños, considerando que es argentino y ama esta música’, dijo a Notimex Cristina Camorani, organizadora de la iniciativa. 

“Entonces lancé la convocatoria por Facebook, pensando a una milonga ilegal, creí que podíamos ser unas pocas decenas, pero al final ahora somos más de tres mil, que participamos en la audiencia. Hicimos todas las solicitudes para que sea una cosa regular”, agregó. 

Como ella dijo, la organización fue espontánea y a través de las redes sociales. Más de 40 grupos regionales esparcidos por el territorio italiano tomaron las inscripciones. 

El esfuerzo valió la pena, porque el mismo Papa mencionó a los bailarines de tango al momento de sus saludos durante la audiencia. 

“Queremos mandar un mensaje que el tango es el abrazo, se tiene la idea del tango como sensualidad pero no, es el abrazo, donde existen abrazos no existen las guerras”, apuntó Camorani. 

 “Pecadora’, ‘Por tener un corazón’, ‘Sin rumbo fijo’, ‘Arrabalera’, ‘Toda mi vida’, ‘Para que bailen’, ‘No le digas que la quiero’, ‘Morena’ y ‘Tango Negro’ fueron algunos de los temas que musicalizaron el momento. 

Hasta San Pedro llegó Viviana Romero, habitante del tradicional barrio de San Telmo en Buenos Aires, donde el tango es de casa y se vive en cada una de sus calles. 

Ella no sabía que al Papa le gusta ese baile argentino, como él mismo confesó en diversas oportunidades. 

“Me parece algo especial, muy lindo para él, nunca lo había vivido. Este es un regalo, una sorpresa. Me encanta el tango, me enteré ahora que al Papa le gusta el tango, yo vivo en San Telmo, muy cerca de la Catedral y nunca supe a él que le gustaba tanto el tango”, señaló. 

“Cada vez es más furor en el mundo el tango, me parece buenísimo, es una danza muy linda. La afición es de todo el mundo, no sólo en Italia, hasta en Japón se baila. Con este baile los argentinos queremos decirle a Francisco que siempre lo tenemos presente, que lo amamos”, ponderó.


HOMENAJE AL Dr. LUIS JULIO GONZALEZ MONTANER. Promoción LMGSM 5. "Liceo Militar General San Martín" .



Orden de los caballeros de 
su santidad el papa
"san ignacio de loyola" 

priorato general de argentina 
liceo militar general san martin



La Revista de la Asociación Medica Argentina Nro 2/2014, incluye un emotivo homenaje al recientemente fallecido Dr. Luis Julio Gonzalez Montaner. En el mismo se señala que sus estudios secundarios los realizo en el "Liceo Militar General San Martín" del que egreso a fines del año 1947, integrando la Promoción LMGSM 5. 

En un detallado articulo, firmado por el Dr.. Elias Hurtado Hoyos, se recuerda que nacio en la Ciudad de Reconquista el 4 de mayo de 1929 y que se recibio de medico en la Universidad de Buenos Aires en 1954., calificándose como especialista en enfermedades infecciosas (1956) y, luego como tisiologo (1957), dando asi comienzo a una carrera profesional que lo haria destacado como medico, profesor y un muy especial consultor. 

En su vida profesional se destaca el hecho de haber sido el Presidente y Presidente Honorario de la Asociación Medica Argentina, Miembro Honorario Nacional de la misma y Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador. Su intensa labor docente tuvo un amplio reconocimiento nacional e internacional; la Universidad Nacional de La Plata lo nombro profesor extraordinario y fue profesor honorario de la Universidad de Valparaiso (Chile) y Asunción (Paraguay). 

Principios Ignacianos en la toma de decisiones de vida - P- Gerardo Aste, SJ.



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola" 

priorato general del perú


Vídeo recomendado: el P. Gerardo Aste SJ nos habla sobre el uso de Principios Ignacianos en la toma de decisiones de vida. El P. Aste es director del Centro de Espiritualidad Ignaciana - LIMA


martes, 16 de diciembre de 2014

Francisco Chamberlain SJ, hijo predilecto de Huamanga. (Provincia peruana).



orden de los caballeros de 
su santidad el papa 
"san ignacio de loyola" 

priorato general del perú




El pasado 8 de diciembre, día de la Virgen de la Inmaculada, el P. Francisco Chamberlain fue declarado “Hijo predilecto” de la ciudad de Huamanga, en el Salón Principal de la Municipalidad de esta provincia. 

En la misma ceremonia fue también homenajeado Mons. Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana.

Fuente: Jesuitas Perú